jueves, 8 de julio de 2010

Sanjacobos de berenjena y salmorejo

Pin It Ahora!


Pues el verano ha llegado y ¡se ha quedado! Madre mía, qué calor. Así que ahora lo que apetece es comer cosas fresquitas. El otro día cuando fui a hacer la compra mi frutera me sugirió este plato y por fin me he decidido a hacerlo (y a repetirlo). Se trata de un clásico Sanjacobo, pero en éste la carne se ha sustituido por berenjena. Ni que decir tiene que el típico relleno también se puede cambiar por bacon, pimientos del piquillo, roquefort..., lo que se os ocurra. Y para acompañar (y mojar), un buen cuenco con salmorejo. Ya me contaréis qué os parece.


Salmorejo (para dos personas)

Ingredientes:

- 2 tomates grandes, maduritos y rojos.

- la punta de un pimiento verde.

- pan (aproximadamente 1/3 de barra).

- 1 diente de ajo pequeñito (que luego no hay quien nos aguante cerca).

- sal.

- vinagre.

- aceite.


Preparación:

Lavar los tomates, partirlos a trozos y batirlos bien con la batidora. Desmenuzar pan de días anteriores sobre el batido y mezclar para que se vaya mojando. Esta operación se puede hacer unas horas antes para que el pan quede perfectamente empapado.

Añadir la punta de un pimiento verde, el ajo, sal y un chorrito de vinagre (poco). Batir con la batidora a máxima potencia hasta que quede una mezcla fina. Si queda demasiado líquido añadir un poco más de pan. Finalmente añadir un buen chorro de aceite, veréis como la mezcla adquiere un color más intenso.
Meter en el frigorífico hasta la hora de comer, para que quede bien fresquito.


Sanjacobos de berenjena

Ingredientes:

- 1 berenjena.

- queso en lonchas (yo utilicé Gouda).

- huevo.

- harina.

- pan rallado.

- sal.


Preparación:

Pelar la berenjena y cortarla haciendo lonchas finas. Yo la corté de manera oblicua para que los sanjacobos quedaran de un tamaño intermedio y utilicé una mandolina para que todas las lonchas tuvieran el mismo grosor. Espolvorear sal por encima y dejar "sudar" (así las berenjenas perderán amargor).

Montar los sanjacobos utilizando dos rodajas de berenjena de tamaños similares y colocando el relleno entre ambas, cuidando que no sobresalga para que no se derrame ni salte al freirlas. Os recuerdo que aquí es donde entra en juego vuestra imaginación o vuestra necesidad de apurar sobras. A mí me pilló con el día tonto y solamente las rellené de queso. Se pueden "sellar" las berenjenas utilizando palillos (así evitaremos accidentes al freir).

Pasar los sanjacobos por harina, huevo batido y pan rallado, y freir en abundante aceite. Servir acompañadas del salmorejo y comer sumergiéndolas antes en él. Mmmmmmmmm!

3 comentarios:

  1. Las fotos son magníficas ¿quién las ha hecho?

    ResponderEliminar
  2. Voy a probar hoy a hacerlos y ya te cuento que tal...

    ResponderEliminar