lunes, 13 de octubre de 2014

Tarta helada de mango y yogur

Pin It Ahora!

Sí, ya lo sé. Sé que se nos ha echado el otoño encima y el fresquito, y vengo yo ahora con una tarta helada. Pero una tarta helada con colores otoñales. Y ya se sabe que en este tiempo loco lo mismo nos apetece un chocolate calentito que un poco de helado. Así que si os entran las ganas de algo fresquito o si vienen unos días de estos de "veranillo del membrillo" aquí tenéis una opción para quitaros las ganas de dulce.

Esta tarta la he hecho a partir de dos recetas de helado de mi libro El gran libro de los helados. La heladería en casa de Océano Ámbar. ¿Y por qué combinar estos dos sabores en una tarta? Pues la verdad es que el mérito no es mío, sino de la chica que nos atendió en la pastelería/bombonería Casa Aramendia en San Sebastián en el viaje que hicimos durante este verano a la zona norte de España. Me llamaron la atención los helados que se veían desde la calle y entré a por uno, pero el aroma a chocolate que había por toda la tienda hizo que volviera a la calle a por marido, no se lo podía perder. Así que en vez de un helado fueron dos: el mío de chocolate (porque me quedé atrapada en ese delicioso olor) y el de marido, por sugerencia de la chica que nos atendió, de yogur y mango. En recuerdo de ese helado tan rico que nos tomamos le preparé para su último cumpleaños esta tarta helada.


Ingredientes:
Para el bizcocho:
- 60 gr de azúcar
- 2 huevos
- 60 gr de harina
- 1 pizca de sal

Para el helado de yogur:
- 100 gr de chocolate blanco
- 300 gr de yogur natural
- 200 gr de crema de leche (yo utilicé nata de montar)
- 35 gr de azúcar glas
- 20 ml de zumo de limón

Para el helado de mango:
- 2 mangos grandes
- 30 ml de zumo de lima o limón
- 250 ml de crema de leche espesa
- 70 gr de azúcar (110 gr si os gusta más dulce)


Preparación:
1. El día anterior preparamos la mezcla del helado de yogur. Para ello  calentamos el yogur en un cazo y lo retiramos antes de que arranque a hervir, ya que se corta (comprobado por mí). A la vez fundimos el chocolate partido a trocitos al baño maría. Una vez derretido le incorporamos el yogur y el zumo de limón. Mezclamos y reservamos en el frigorífico hasta el día siguiente, para que se enfríe bien y le ahorremos trabajo a la heladera.

2. Precalentamos el horno a 170ºC. Preparamos el bizcocho batiendo con varillas los huevos, el azúcar y la pizca de sal hasta que espumen. Añadimos entonces la harina y mezclamos con una espátula de cocina lo justo para que se mezclen los ingredientes. Verter en un molde de 22 cm. y hornear aproximadamente 15 minutos. Desmoldar y dejar enfriar.

3. Continuamos con el helado de yogur que iniciamos el día anterior: Montar la nata con el azúcar glas. Mezclar con la crema de yogur bien fría que teníamos reservada. Cuando esté bien ligado se vierte en la heladora hasta que quede bien mantecado.

4. Utilizando el mismo molde desmontable que usamos para el bizcocho empezamos a montar la tarta. Ponemos la base de bizcocho y sobre ella el helado de yogur. Con una espátula lo intentamos dejar lo más liso posible. Lo cubrimos con film transparente y lo metemos en el congelador.

5. Preparamos el helado de mango. Pelar y partir los mangos a trocitos. Triturarlos junto con el zumo de lima o limón. Conviene pasar esta papilla por un colador ya que el mango tiene algunas fibras que luego nos podemos encontrar y resulta desagradable. Mezclamos esta pulpa de mango con la crema de leche y mantecamos en la heladora. Yo tengo una heladora de las muuuuuuuuy básicas, por lo que sólo se puede usar para una tanda de helado cada vez. No obstante, yo la reutilicé tal cual estaba (con los restos del anterior helado) para aprovechar el frescor que le pudiera aportar a la mezcla.

6. Verter esta mezcla sobre la tarta y meter en el congelador para terminar de helar.

7. Sacar la tarta con antelación (depende del calor que haga) para que pierda rigidez y sea más fácil de cortar y comer. Retirar los laterales del molde y adornar con virutas de chocolate.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada