domingo, 30 de noviembre de 2014

Vanillebretzeli

Pin It Ahora!

Acaba noviembre y con él comienza el adviento. Hoy es el primer domingo de adviento. En alemania existe una bonita tradición en estas fechas. Seguro que habéis visto en revistas, blogs, webs... las típicas coronas de adviento que decoran las casas en estas fechas o incluso puede que tengáis una en casa. Pero además de ser un elemento estético tienen también un significado más religioso o espiritual.
La corona de adviento o Adventskranz tiene cuatro velas que representan las cuatro semanas de este período hasta la Navidad. Cada domingo de adviento las familias se reúnen por la tarde en torno a su corona y encienden una vela el primer domingo, dos el segundo y así sucesivamente... Además toman alguna bebida caliente y comen galletas. En Alemania es muy típico hornear en casa galletas siguiendo recetas tradicionales.
La receta que os traigo hoy es de esas tradicionales de familia. Las hacía junto a otras que también os enseñaré la abuela de mi primera profesora de alemán. Están muy ricas, el sabor recuerda al de las galletas danesas de mantequilla que venden en latas. Además tienen la característica forma de los Bretzel que tanto me gusta. Os animo a que las probéis y que con o sin corona de adviento las compartáis con la familia. Será como mínimo un buen momento en familia.


Ingredientes:
- 130 gr. de mantequilla
- 100 gr. de azúcar fina
- 1 huevo
- 260 gr. de harina fina
- 1 punta de cuchillo de vainilla (en su defecto azúcar vainillada)
- 1 cucharadita rasa de levadura en polvo
- 1 pizca de sal



Preparación:
1. Batir la mantequilla (a temperatura ambiente) con el azúcar hasta que quede aireada. Añadir el huevo a temperatura ambiente y continuar batiendo. Añadir la sal y la vainilla.
2. Mezclar la harina y la levadura y tamizar sobre los demás ingredientes. Mezclar hasta que queden bien mezclados todos los ingredientes. Volcar sobre film transparente, formar una bola y refrigerar para que la masa se solidifique un poco (una media hora). Podemos acelerar este proceso usando el congelador y poniendo la masa ligeramente extendida en lugar de formar una bola.
3. Sacar la masa del frío y con la ayuda de un rodillo de cocina extender la masa hasta que tenga un grosor de medio centímetro aproximadamente. Con un cortador de galletas cortar de la forma deseada (aunque la característica es la de la foto). Volver a meter las galletas al frío para que vuelvan a endurecerse (así conservarán mejor su forma al hornearse) y mientras calentar el horno a 180.C.
4. Hornear durante unos 13-15 minutos hasta que tengan color dorado. Dejar enfriar sobre una rejilla.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada